Tenemos que admitir que el clima de San-Petersburgo no es muy propicio al veraneo en general. Sin embargo, la familia rel de los Romanos no dejó toda una serie de palacios de verano. Ya el fundador de la ciuda mandó construir cerca a su Paraíso (así llamaba su nueva capital) dos palacios de Verano – Peterhof(el Versailles Ruso) y el Palacio en Tzarscoye Seló(hoy en día-Pushkin) para su esposa, y allí fue desplazado el maravillo Salón de Àmbar. La tradición fundada por el padre de la ciudad Pedro I continuó con sus suscesores – cada uno de los monarcas reformaba partes de las residencias al gusto de la época y más tarde fueron construidas dos Residencias para el zar místico Pablo I- Pablovsk y Gátchina.
Después bde la revolución de Octubre todos estos palacios fueron nacionalizados y convertidos en los museos. Y a pesar de la tragedia que las tocó a todas durante la Segunda guerra Mundial(y cada una tiene su historia particular y vamos a hablar de esto también) ahora se nos presentan de nuevo en todo su esplendor. L es invito a un viaje por las alrededores de San-Petersburgo en el que veremos
-El Versailess Ruso -los palacios y maravillosos jardines de Peterhof
-El espléndido palacio de Catalina con el salón de Ámbar
-La residencia de Pablovsk hecha en imitación a los palacios romanos
-El misterioso castillo de Gatchina que fue la Cede principal de Los caballeros de Malta en Rusia (¿y que tienen que ver con Rusia? -ya hablaremos de esto)
VAMOS DE VIAJE POR LAS RESIDENCIAS IMPERIALES

NB: la reserva del tour para la temporada alta(verano) tiene que estra realizada MINIMO a un mes de la fecha

Salón de bailes en el Palacio de Catalina

Palacio de Pablovsk

Palacio de Pedro en Peterhof

Palacio-castillo de Gátchina